Curso Taller de Acompañamiento en Ejercicios Espirituales

XV Curso taller internacional de Acompañamiento en Ejercicios Espirituales

Fin de la tercera semana de Curso en los Teques - Venezuela

«Menos Mal» es el título de este video interpretado por el grupo de jesuitas Jesuitas Acústico cuya   letra y música pertenecen a  nuestro compañero jesuita venezolano Miguel Matos S.J.. Con esta canción queremos rendir homenaje a esta tierra de Venezuela que nos acoge en los Teques – Venezuela en el XV curso internacional de Acompañantes en Ejercicios Espirituales.  Pedimos por este pueblo y creemos que hay muchas razones para esperar… nada se ha perdido y a Dios le pedimos por este pueblo querido…

«Menos Mal» Que existen esos locos… esa gente libre e impertinente..devuelven a la vida y hay razón para esperar… para curar la sociedad…la guerra aún no está perdida…  que hay quien levanta las dos manos y por los derechos humanos y hasta la vida van a apostar por la dignidad….»Menos mal»

Muy buena semana para cada uno de ustedes.  Luego de disfrutar de este video les comparto que hemos terminado nuestra tercera semana de profundización en el acompañamiento de Ejercicios Espirituales en los Teques- Venezuela.  Ha sido una semana muy fructífera y llena de detalles que nos han tocado el corazón. Por otro lado,  vamos tomando conciencia que nos va quedando poco para el final de este XV curso taller de acompañamiento en Ejercicios Espirituales.

En el curso también hemos vivido una semana muy sentida con nuestros compañeros jesuitas venezolanos que están participando del curso aquí en Venezuela y que actualmente hacen sus estudios de Teología en Brasil.  Recibieron la noticia del fallecimiento de uno de sus compañeros de comunidad mientras hacía un curso de Ejercicios espirituales en Itaci San Pablo Brasil. Se trataba de Nelo José Manuel estudiante de teología de primer año, de Zimbabwe / Mozambique. El jueves pasado, cuando hacía un curso de EE en Itaicí, se sintió mal y fue llevado de emergencia al hospital. Dejó de existir el domingo 8 de julio. Por este motivo hemos tenido una Eucaristía donde nuestros compañeros jesuitas compartieron sus vivencias con quien fue su compañero Nelo S.J.

En esta  tercera semana de estudio nos acompañó el P. Arturo Moscoso S.J. de la provincia de Bolivia. Doctor en Biblia y Espiritualidad Ignaciana.  Con Arturo hemos trabajado la segunda semana de ejercicios. Ha sido una semana densa pero muy plena. Nos ha quedado un buen sabor y una gran motivación para seguir profundizando en esta segunda semana y en el modo de saber acompañarla en un contexto de Ejercicios.

Una de las mociones más colectivas que vamos experimentando los participantes al curso aquí en los Teques nos lleva a sentir que estamos en un ambiente de ejercicios espirituales. Obvio que esta moción la vamos experimentando desde un contexto muy diferente: cada semana que pasa hay mucha materia de estudio que ver y nos vamos quedando con lo que vamos creyendo que es importante y dependiendo de las situaciones que va viviendo cada participante.  En medio de esta realidad las conversaciones transversales nos muestran lo que vamos sintiendo y nos percatamos por dónde nos va llevando el Señor en este curso taller de acompañamiento. De ahí que se respira un ambiente de consolación espiritual.

Si bien los que asistimos al curso tenemos cierta experiencia en Ejercicios espirituales, nos vamos dando cuenta cómo seguir creciendo en este apostolado que Ignacio dejó a la Iglesia. Se trata de ayudar a las personas a que se encuentren con el Señor. En este sentido nuestras mociones nos llevan a colocar todo en manos de Dios para que sea él quien nos vaya indicando el modo de proceder. El acompañante en Ejercicios espirituales no está para darle al ejercitante consejitos de “vida eterna”, menos para ser un impedimento en la acción de Dios hacia el acompañado. Un mal acompañamiento se da cuando queremos dirigir la vida del acompañado.

Los medios que se han dispuesto para este curso taller no permiten compartir otra moción que nos lleva a soñar despiertos sobre proyectos que nos gustaría llevar a cabo en nuestros países a nivel de Ejercicios espirituales y en la manera de acompañar mejor. Fue muy grato enterarnos cómo en Venezuela los laicos trabajan de manera muy organizada la experiencia de Ejercicios espirituales.  Es admirable lo que se va haciendo en esta línea en medio de una situación de país tan difícil donde ya casi no hay trasnporte y los recursos son escasos. Es de Dios  la esperanza de los laicos para sacar adelante todo esto.  Dan hasta lo que no tienen para sacar adelante. Y qué contradictorio cómo en otros países de nuestra región se ponga siempre como justificación la falta de recursos para programar tandas de ejercicios. Aquí los laicos se las ingenian, son creativos y sienten que  nuestros compañeros jesuitas les facilitan algunos medios. Se nota el trabajo en mutua colaboración, a fin de cuentas los laicos venezolanos tienen siempre la oportunidad de ser multiplicadores de esta experiencia de Dios.

Y volviendo a nuestro curso es bueno compartirles cómo es nuestra vida diaria en este curso. Ciertamente se invierte  tiempos largos de estudio; de ahí que se nos brinda el espacio para hacerlo personalmente. Contamos con una biblioteca personalizada que nos facilita los momentos para la investigación que nos lleva al estudio personal y en grupo. Por otro lado, se nos motiva para presentar trabajos en equipo que hay que presentar siempre para luego tener un plenario.

Este momento es muy rico por la creatividad que tienen los participantes para presentar sus trabajos y es más interesante por las preguntas que brotan y el complemento que realizan los facilitadores.  Creo que en este momento se hace verdad las repeticiones que Ignacio nos propone en Ejercicios. Cada intervención nos lleva a sentir y gustar internamente.

Como ya les he comentado semanas atrás, si bien hay momentos de estudio fuerte lo que nos dinamiza es el sentir y gustar internamente. Tenemos la  sabia enseñanza de Ignacio. Él nos ha dejado un indicador para darnos cuenta cuánto vamos creciendo desde el de bien en mejor subiendo.  Por otro lado, los fines de semana se programan paseos. Por ejemplo un buen grupo de participantes al taller han ido a pasar el fin de semana a la playa.

Cada día comenzamos el día con una oración comunitaria. Hay siempre un grupo responsable para encaminar esta oración de la mañana y prepara también los cantos, los lectores y detalles de la Eucaristía diaria.

Finalmente, quedamos muy agradecidos a nuestro compañero jesuita Arturo Moscoso S.J.  quien a lo largo de esta semana nos ha conducido por el itinerario de la segunda semana. Hemos trabajado diversos autores que nos ha colocado delante de la estructura de la segunda semana de ejercicios.

Hemos trabajado las siguientes temáticas y luego  te dejo algunos trechos importantes de esta semana. Obvio que hay más información al respecto.

  • Estructura, cristología y teología de la segunda semana de Ejercicios
  • El llamamiento del Rey temporal nos ayuda a contemplar el Rey eternal
  • La encarnación y sus consecuencias en la vida de hoy: la redención del género humano
  • No oculten la vida oculta de Jesús
  • Los misterios de la vida del Señor: los Santos inocentes, una espada atravesará tu corazón
  • Otros temas…..

Y en estos días 13 y 14 de Julio hemos entrado a profundizar en las reglas de discernimiento de la primera y segunda semana de Ejercicios.

Y como la vida también nos da tiempo para el descanso donde podemos también cantar y reír, el viernes pasado nos visitó nuestro compañero Jesuita Miguel Matos. Canta autor reconocido en sudamerica por la cantidad de composiciones que ha creado y muchas de ellas se cantan en las misas.  Todos disfrutamos y cantamos de manera especial su canción “Menos mal”  entre otras.

Y para terminar les comparto algunos trechos de segunda de ejercicios importantes revisados en el curso a lo largo de la semana; obvio que hay otros más.

“En la contemplación de los misterios  de Cristo el eiercitante no busca un  conocimiento puramente intelectual sino el conocimiento interno….. Se trata de ir  profundizando en el interior de la fe.  La actitud del ejercitante es la del creyente que anhela darse cuenta quien es Cristo  …. San Ignacio desea que el ejercitante  contemple los misterios  de la vida de Cristo sto «como si presente me hallase» [114 Cf. 53, 109]. …. La actitud personal del eiercitante constituye por  consiguiente un aspecto  esencial de la contemplación de la vida y del mensaie de Cristo. Es la actitud de contacto vital con el Cristo  viviente; la actitud de quien ha encontrado en Cristo toda la razón de ser de su vida y por eso espera solamente de Cristo la fuerza y la luz que le llevarán a la opción fundamental, siempre permanente  y siempre nueva  de su existencia.”

Sobre las dos banderas: “con mayor verdad podemos decir con H. Rahner que la fuente literaria inspiradora del Flos Sanctorum. En este libro «se remiere [No claro] que Augustín escribió su grande obra De Civitate Dei para declarar por la historia la lucha por la salvación entre Cristo y Satanás; “trata San Agustín de dos ciudades, de Jerusalén y de Babilonia y de sus reyes. Y rey en Jerusalén es Cristo, rey en Babilonia es el diablo. Y dos amores son los que han edificado estas ciudades: la ciudad del diablo procede del amor propio, que llega hasta el desprecio de Dios, la ciudad de Dios procede del amor de Dios, que llega hasta el desprecio de si mismo’’[1]»[2]. Resulta superfluo intentar demostrar que Ignacio haya acudido a otras fuentes, como por ejemplo el Pseudo- Bernardo o Werner de San Blas o incluso otros. Para H. Rahner, en mi opinión muy acertadamente, basta la referencia a la lectura orante del Flos Sanctorum en Loyola para justificar el inicio de las reflexiones [No claro. Falta algo para que el texto italiano tenga sentido, aunque sea un che] ocupaban el ánimo de Ignacio «cuando -según Manareo- se acercó a Montserrat y después continuó a un lugar solitario (léase Manresa)»[3] y que desembocaron en la redacción de la meditación de las Dos banderas.

Contexto próximo y remoto: colocación de la meditación de las Dos banderas en la Segunda Semana y en los Ejercicios; el “cuarto día”

La importancia de la meditación de las Dos banderas resulta clara incluso cuando, abordando directamente el texto en si mismo, consideramos su colocación dentro de los Ejercicios y a la luz de su finalidad.”

(MOCIÓN)

Por su mismo contenido semántico la palabra genérica moción (kínesis) describe aquel impulso afectivo, que acontece en la interioridad del ser humano y es el resultado de un conocimiento sensible-emocional sobrevenido de fuera, que afecta al ámbito apetencial del deseo y lo configura emocionalmente en alguna dirección.

Por su origen divino, algunas mociones

  • son signo de la voluntad divina y el modo ordinario y habitual de dirigirse Dios al hombre (su lenguaje) para otorgarle, en el amor, la plenitud y con ella la verdadera libertad.
  • Otras, en cambio, son el resultado de la coherencia de la Verdad con el fondo del ser humano o con el recto uso de la «razón» ordenada íntrínsecamente hacia el bien. 

(ESPÍRITUS)

La palabra «espíritus», por su parte, encierra en el texto ignaciano tres significados distintos:

  • 1º) o bien equivale a los diversos movimientos, concretos e individuales, considerados en su unidad genérica, que manifiestan una cierta tendencia o propensión.
  • 2º) O bien dice relación a las causas de donde proceden, personificadas o no;
  • 3º) o bien, por último, se refiere a la bondad y malicia intrínseca de las mismas tendencias (el buen y el mal espíritu) en cuanto tal.Son
  • de buen espíritu  aquellas tendencias que inducen hacia el bien limpio «sin mezcla» y confieren al hombre
  • madurez,
  • plenitud
  • y libertad

en su búsqueda del Bien, más allá de todo otro interés.

  • Las del mal espíritu, por el contrario son principalmente direccionales, se refieren al camino y desvían de la correcta dirección o inducen a la vuelta atrás.
  1. El lenguaje de Dios en cuanto primer principio de libertad

La libertad humana se superpone y acontece a partir de la aparición de las diversas mociones. Estas son por naturaleza su mismo supuesto. De ahí que su discernimiento consista por esencia en una verificación de su procedencia (origen), calidad (bondad o malicia), y dirección (a dónde conducen) para que, a partir de ellas, el hombre se decida según el querer de Dios. Es preciso dejar que aparezcan tanto las vivencias como las mociones en toda su potencia y dinamicidad, así como la adhesividad del mundo emocional a las mismas, con el fin de dejarse guiar por las buenas y rechazar aquellas que destruyen la imagen del ser del hombre, que a semejanza de Jesús, se hace disponible para asumir y dar cumplimiento a la voluntad salvífica de su Padre.

Pero, debido a que EN TODO ESTE PROCESO EXISTE UN PELIGRO TAN ENORME DE AUTOENGAÑO,

  • el discernimiento sólo podrá quedar cerrado al final,
  • y como resultado de la verificación histórica y el paso por la realidad; en la confirmación proveniente del resultado objetivado en la historia y en el tiempo.

Son algunas temáticas De Arzubialde

P. Quique Castro S.J.

[1] Flos Sanctorum, n. 124 (112): «Vita Augustini», edición latina de T. Graesse, Breslau 18903, p. 558. [2] H. RAHNER, o. c., 35-36.[3] O. MANAREO, o.c. (cfr. sopra,  nota 2).

Ver mas+
Close
Close