COLABORACIÓN EN EL CORAZÓN DE LA MISIÓN - ILO

Taller en Ilo: Programa de Desarrollo Humano Integral.- «Madurez humana y afectiva»

Colaboración en el corazón de la Misión

“Cada etapa del ciclo vital presenta sus propios desafíos e invita una respuesta de la persona que sea coherente con lo que ha vivido.”
“Cada etapa de este desarrollo tiene sus momentos y características. Corresponde al momento que vivimos y cómo estamos relacionándonos con nosotros mismos y los demás.”

Uno de los puntos que fue motivo de reflexión y que generó un diálogo interesante fue la “madurez humana”.  El equipo de participantes subrayó algunas ideas importante sobre este tema tan cotidiano para nuestra vida espiritual y afectiva a partir del texto del P. Kevin Flaherty.   Todo este diálogo se generó  dentro del programa “Colaboración Continua – “Colaboración de la Misión”.   Esta vez nos reunimos el 16 de mayo del 2018 en el puerto Ilo  para continuar con nuestros talleres sobre Desarrollo Humano Integral.

El tema que hemos compartido ha sido “Afectividad y Espiritualidad”. a partir de un articulo del P. Kevin Flaherty SJ . Han participado nuestros colaboradores del Centro Cristo Rey, Fe y Alegría Ilo y el Ceop Ilo.

Hay personas que repiten los mismos patrones de relacionarse sin descubrir cómo superar sus bloqueos y errores. Pensemos en Elizabeth Taylor. La gente mayor se acuerda de ella. Tuvo ocho o nueve matrimonios. A pesar del sufrimiento de perder sus esposos siguió buscando el amor ocho o nueve veces. Hay momentos en que tenemos que detenernos y decir “¿Qué me pasa?”, “¿Por qué pierdo lo que más busco?”.

¿Qué significa la madurez humana? Si miramos nuestra vida diaria podemos asumir que estamos siempre en camino y en relación permanente con otras personas. Este dinamismo exige de nosotros el saber vivir en relación, además de ir aprendiendo a desplegar nuestra identidad por medio de la intimidad, generosidad e integración.  El P. Kevin nos dice que un indicador de la madurez es la capacidad que tenemos de darnos a otros de manera “mutua, consciente y responsable”

Desde el punto de vista del proyecto cristiano madurez es  poder decir quiero amar como Jesús nos  ama.  Nunca podremos alcanzarlo plenamente, pero será posible caminar juntos, crear familias y comunidades, y no dejar de participar en el proyecto de construir un mundo mejor.

¿Qué significa la madurez afectiva? “hemos visto que la madurez es algo progresiva.  Es posible decir: “¡qué inmaduro es este niño!”, o lo contrario, señalar que un adolescente es muy maduro a pesar de momentos de comportamientos típicos de su edad.

«Madurez afectiva se entiende como la integración progresiva de la historia personal. Conocer mi historia personal me da la libertad de vivir sin repetir los mismos errores. Este saber me libera para escoger un futuro diferente. Por lo tanto, madurez afectiva se entiende como la integración progresiva de la historia personal conducente a un mayor autoconocimiento.»

Esto se debe a las distintas etapas de desarrollo. Hay una madurez apropiada durante la niñez, la adolescencia y a los 25 años. En cada etapa se presenta las crisis: un joven escoge cómo y con quién va a vivir, como también puede haber una crisis a mitad de nuestra vida y en los últimos años cuando los mayores hacen una síntesis del sentido de su vida. Cada etapa del ciclo vital presenta sus propios desafíos e invita una respuesta de la persona que sea coherente con lo que ha vivido.

 

Ver mas+
Close
Close