Taller de Oración

Taller de oración en el Centro Loyola Tacna

Primera sesión del taller

COMPARTIENDO LA HISTORIA  DE MI ORACIÓN

Al comenzar nuestro taller vamos a hacer memoria sobre nuestra vida de oración personal.  Esta experiencia te ayudará a situarte dentro de este taller que estamos comenzando y en donde queremos  aprender a Orar.

images (3)

En silencio voy siguiendo los siguientes pasos.

0.- PREPARA ESTE MOMENTO: Hacer memoria de la Historia de mi vida de oración.  Concéntrate en lo que se te pide. Apaga tu celular por favor para no interrumpir al otro. Coloca el Cirio, la Cruz o la estampita,  y en  silencio ponte a pensar en el ejercicio que vas a realizar: haré memoria de mi vida de oración.IMG_20170614_194403

I.- PONTE EN PRESENCIA DE DIOS: fomentemos la actitud de total fe y confianza en Él Señor.  Sabiendo que lo que vamos a trabajar es la Historia de nuestra vida de oración personal nos damos cuenta que vamos a realizar este ejercicio luego de una jornada de trabajo. Quizás estamos aún cansadas o cansados. Procuremos relajarnos, serenarnos, dejando en manos de la Providencia amorosa de Dios nuestras preocupaciones y consagrando lo vivido a lo largo de este día: nuestros trabajos y fatigas de este día al Padre Bueno.

images

En esta presencia del Señor me doy cuenta que tengo que  adquirir una actitud de concentración. Ayuda mucho comenzar con un acto de fe en la Presencia de Dios. Nos detenemos unos momentos para tomar conciencia de que Dios está presente como Padre Amantísimo, como Padre Bueno, el Padre del Cielo y siempre está dispuesto a escucharnos, bendecirnos y hablarnos. Y ante él nos situamos  en una actitud de profunda humildad, la humildad de sentirnos pecadores pero amados por él. Reconocemos nuestra debilidad e impotencia. Y junto con la actitud de humildad, fomentemos la actitud de total fe y confianza en ËL.

II.- HAGO UNA ORACIÓN DE PETICIÓN: Le pido al Señor que me ayude para hacer con toda devoción este ejercicio y que sea para gloria suya.  Le pido que me dela gracia de recordar la historia de mi vida de oración. Caigo en la cuenta que recordar esta historia es muy importante para comenzar bien mi taller de oración.base_image

III. PUNTOS

PRIMER PUNTO: Le voy contando al Señor, en silencio sobre la historia de mi vida de oración. En un clima de oración y en silencio voy respondiendo a las siguientes preguntas. Escribo las respuestas a las siguientes preguntas.IMG_20170425_113635

  • ¿Qué recuerdo de mi vida de oración?
  • ¿Cómo ha sido mi oración en mi niñez, en mi adolescencia, en mi juventud…y hoy cómo es?
  • ¿Qué métodos he usado. En qué etapa de mi vida he orado más y debido a qué circunstancias?
  • ¿Quién o quiénes me enseñaron a orar?
  • Cuando oro a qué Dios le estoy orando: ¿Quién es Dios en mi vida? ¿Qué imagen tengo de Dios?
  • Si hago mi oración en estos tiempos: con qué frecuencia oro, cómo es la calidad de mi oración, que material suelo usar.

SEGUNDO PUNTO:

  • Leo el texto de Lucas 11, 1 Puede ser que al igual que  los discípulos de Juan pueda descubrir que me gustaría orar como oraba Jesús. Deseo pedirle a Jesús que me enseñe a orar. La forma que tenía Jesús de orar.
  • ¿Qué deseo de este taller, cuáles son mis expectativas?

IV.- REVISIÓN EN GRUPO DEL TRABAJO REALIZADO

El grupo se reúne y comparte lo que ha trabajado de manera personal. ¿Cómo hacer este compartir.  Cada uno de los integrantes responde a las siguientes preguntas.

IMG_20160714_200315

  • ¿Me sentí tranquilo o inquieto al hacer esta experiencia?
  • ¿Me he sentido acompañado por el Señor mientras realizaba mi ejercicio?
  • Qué sentimientos, pensamiento; que tipo de afecto he podido sentir en el corazón al realizar este ejercicio? Luego del ejercicio: ¿con qué pregunta salgo de este ejercicio?

 PRIMER EJERCICIO   PARA SITUARNOS EN LA EXPERIENCIA

“Remar mar adentro”

Lc 5 , 4   Pedro “navega mar adentro y echa las redes para pescar”

OBJETIVO:  SITUARNOS EN LA EXPERIENCIA QUE VAMOS A COMENZAR

Se te ha entregado esta hoja A4. Léela con atención y recorre punto por punto lo que se te pide. Te recomendamos hacer silencio y escribir lo que vas sintiendo y lo que podrías hacer respecto a cada punto.  Para este trabajo personal puedes utilizar los dos ambientes que tenemos en el Centro Pastoral – En el primer piso tenemos un oratorio y en el tercer piso una capilla. 

Tienes 30 minutos y es un trabajo personal. Por favor nos ayudaría mucho que pongas tu celular en silencio.  Para este taller no hace falta que los móviles estén prendidos por respeto a los participantes, además, que interrumpes la secuencia.

Una vez que estoy en la capilla me dispongo a hacer este ejercicio.

1.- ME DISPONGO PARA COMENZAR ESTE TALLER:

“Me pongo a pensar sobre las motivaciones que tengo para hacer este taller.

  1. a) Vengo a este taller porque me invitaron y veré qué pasa. Si me satisface me quedo y si no veré si Realmente nunca me he planteado hacer un taller de oración porque este tema no es una prioridad en mi vida cristiana. Además es una hora muy cansada. Pero lo haré hoy para ver qué pasa.
  2. b) Vengo a este taller libremente porque deseo aprender a encontrarme con el Señor. Deseo sentir la Palabra de Dios. Deseo disponerme para ordenar en mi vida situaciones que no me ayudan a vivir con dignidad. Deseo disponer mi vida para lo que Dios me pueda pedir. Vengo a este taller con ánimo y generosidad. Por tanto, ordenaré mis horarios para poder venir las fechas propuestas. Pondré de mi parte.
  3. c) Vengo a este taller porque me lo mandan. Y lo tengo que hacer para quedar bien con la institución que me envía. No me queda de otra.

2.-ME HAGO PRESENTE AL SEÑOR

Luego de considerar las tres alternativas anteriores me hago presente delante de Dios y tomo consciencia que me estaba esperando.  Leo el siguiente texto bíblico. Apc. 3, 20 “Mira que estoy a la puerta llamando. Si uno escucha mi llamada y abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él”  Me doy cuenta que esta presencia del Señor desde el  Apocalipsis tocan mi vida en este momento. Anoto lo que voy sintiendo y pensando.

3.- HAGO UNA COMPOSICIÓN DE LUGAR.  ¿CÓMO HACERLA?

     TRAIGO LA HISTORIA PARA DARME CUENTA CÓMO HA SIDO MI VIDA DE ORACIÓN

                 Hago una historia de mi vida de oración a lo largo de mi vida

  • ¿Qué recuerdo de mi vida de oración?
  • ¿Cómo ha sido mi oración en mi niñez, en mi adolescencia, en mi juventud…y hoy cómo es?
  • ¿Qué métodos he usado. En qué etapa de mi vida he orado más y debido a qué circunstancias?
  • ¿Quién o quienes me enseñaron a orar?
  • Cuando oro a qué Dios le estoy orando: ¿Quién es Dios en mi vida? ¿Qué imagen tengo de Dios?
  • Si hago mi oración en estos tiempos: con qué frecuencia oro, cómo es la calidad de mi oración, que material suelo usar.

4.- HAGO UNA PETICIÓN AL SEÑOR: .- Leo el texto de Lucas 11, 1    Al igual que los discípulos de Juan bautista me gustaría orar como oraba Jesús. Deseo pedirle a Jesús que me enseñe a orar, que pueda tener su misma actitud para orar.

                                                        “Señor enséñame a orar”

Luego de los 30 minutos nos reuniremos nuevamente en la sala donde hemos comenzado .

 

  1. II) TRABAJO EN GRUPOS

En el grupo vamos a compartir las siguientes preguntas

  1. ¿Cómo me sentido en el trabajo personal?

a.1.- ME HE SENTIDO CONSOLADO

  • Me he sentido movido interiormente a profundizar en las cosas de Dios
  • Siento que Dios me ama…que me ha estado esperando para este taller de oración
  • Me he sentido movido por el Señor
  • Deseo con la oración ordenar mi vida para un mayor servicio y alabanza al Señor
  • Intuyo que voy a crecer cada vez en mi esperanza, en mi fe y en mi caridad
  • Luego de este ejercicio se me ocurren muchas cosas buenas. Me siento animado, quieto interiormente. Me siento más pacificado que cuando llegué.
  • Los pensamientos que brotan de este estado me permiten disponerme a crecer.

 

a.2 .- ME HE SENTIDO DESOLADO

  • Siento oscuridad del ánima: me siento sólo o sola sin rumbo en la vida
  • He sentido turbación: no se qué decir ni qué hacer…confundido o confundida. Estoy con dudas y preocupado.
  • Me siento movido a perturbar, inquietar, distraer a otros. No creo lo que estoy haciendo en este momento porque no le voy encontrando sentido. Pensaba que era otra cosa.
  • Siento que he terminado con poca esperanza, sin amor. Me siento movida o movido a la pereza.  Me siento medio tibio: no me permito sentir algo diferente.
  • Me siento alejado de Dios
  • Los pensamientos que brotan de este estado no me dejan en paz

 

3.- QUÉ ES LA  ORACIÓN PARA LOS SANTOS

 

  • San Agustín…. Dice San Agustín: «El hombre no ora para orientar a Dios sino para orientarse bien a sí mismo». Cuando realizamos nuestras peticiones y el Señor no concede lo pedido es fácil caer en el desaliento y en la sensación de no haber sido escuchados. Sin embargo ocurre que Él sabe mejor que nosotros lo que nos conviene y responde a nuestros pedidos de la manera que en verdad lo necesitamos y no según nosotros creemos necesitar. Como dice en otra oportunidad San Agustín :«Quien aprende a rezar bien, aprende a vivir bien.

 

  • San Francisco de Asís… “La vida de oración, según Francisco, es ante todo ese gran anhelo, esa búsqueda incesante del Espíritu del Señor y de su acción en nosotros. Somos incapaces, por nosotros mismos, de nombrar dignamente a Dios. No sabemos orar como es debido. ¿No consiste la oración, para el cristiano, en unirse a Jesús en su relación con el Padre? Orar es aprender a decir «Abba». Y eso sólo es posible gracias al Espíritu. El Espíritu del Señor es el gran iniciador en la vida de oración. Por eso debemos anhelarlo por encima de todo y dejarle actuar en nosotros.”

 

Francisco no se contentaba con exhortar a sus hermanos a la adoración; iba delante dándoles ejemplo. Con frecuencia interrumpía sus correrías apostólicas para retirarse a la soledad y dedicarse sólo a Dios. Tenía como una necesidad de sumergirse en Dios.

«Y como había aprendido en la oración -escribe san Buenaventura- que el Espíritu Santo hace sentir tanto más íntimamente su dulce presencia a los que oran cuanto más alejados los ve del mundanal ruido, por eso buscaba lugares apartados y se dirigía a la soledad o a las iglesias abandonadas para dedicarse de noche a la oración» (LM 10,3a).

 

  • Don Bosco dice: : «Quien ora se ocupa en la cosa más importante». Es bastante normal en nuestro tiempo vivir los días de forma acelerada, repletos de actividades y ruido. Entonces en la oración no hay aislamiento sino una invitación profunda a ser felices, a amar y compartir. Por eso ella es «la compañera inseparable de la vida cristiana»como nos dice Don Bosco

 

  • Teresa de Calcuta dice que la oración es «el fruto del silencio». Y el silencio no debería ser solo exterior, sino fundamentalmente interior, para poder escuchar con mayor claridad la voz del pastor. La Madre Teresa nos dice:
  • «El fruto del silencio es la oración
    El fruto de la oración es la fe
    El fruto de la fe es el amor
    El fruto del amor es el servicio
    El fruto del servicio es la paz»
  • Como podemos interpretar a partir de la reflexión de Teresa de Calcuta, el dedicar tiempo a la oración no implica «quedarse mirando al cielo», por el contrario, rezar de forma continua es sumamente importante porque nos permite nutrirnos del amor de Dios, que siempre nos anima a abrirnos, a ir al encuentro de los otros, a poner al servicio de la sociedad nuestras capacidades
  • – San Ignacio de Loyola: es la comunicación entre Dios y su creatura
  • Santa Teresita del Niño Jesús“La oración y el sacrificio constituyen todas mis fuerzas ; son mis armas invencibles 
  • Sor Lucía de Fátima“En la oración recibirás fuerza y luz .Nunca consideres mal gastado el tiempo que emplees en la oración .La causa del mal que hay en el mundo y de la tristeza de muchas personas proviene de la falta de oración .”
  • San Antonio María Claret“ La oración es el mejor medio para obtener la conversión de los pecadores, la perseverancia de los justos y el alivio de las almas del Purgatorio”.
  • San Alfonso María de Ligorio“ Se peca porque se quiere , pues quien reza no peca , y quien no reza peca infaliblemente . Si somos vencidos, la culpa es nuestra , por no haber orado..”
  • San Juan Bautista de la Salle“ La oración ha de ser tu principal apoyo, no la dejes nunca “.
  • San Claudio de la Colombiere :“ Cuenta tus penas a Jesucristo , que está siempre cerca de ti . “
  • San Vicente de Paul:“ En la oración mental es donde encuentro el aliento de mi caridad. Lo más importante es la oración ; suprimirla no es ganar tiempo sino perderlo. Dadme un hombre de oración y será capaz de todo “.
  • San José de Calasanz“ Sin la oración no se puede estar bien con Dios ; porque es tan necesaria a la persona interior como el alimento corporal a la persona exterior “.
  • San Simón de Rojas“ Dios nos obliga a orar con particular mandato. De Así como estamos obligados a amar a Dios y al prójimo , de igual modo se nos obliga a orar “ .
  • San Francisco de Sales“ Un solo padrenuestro rezado con atención , vale más que muchos rezados veloz y apresuradamente “.
  • San Roberto Belarmino“ No hay santo alguno que no haya sobresalido en la oración.”
  • San Juan Berchmans“En el descuido de la oración está el origen de toda apostasía de la religión católica “.
  • San Alonso Rodríguez “En la oración es donde nuestro corazón más se ejercita en el amor actual a Dios “.
  • San Juan de la Cruz:“Quien huye de la oración , huye de todo lo bueno “
  • San Luis Gonzaga: “La oración es el medio más corto y eficaz para alcanzar las virtudes “.
  • Santa Teresa de Jesús“ En la oración es donde Jesucristo dá luz para conocer las verdades “.
  • San Juan de Avila “ Las armas ofensivas y defensivas contra los demonios están en la oración , la cual ellos querrían quitar , porque con la oración tenemos desarmados a los demonios. “
  • Santo Tomás de Aquino “ Dios da la gracia sólo a los que se la piden ; por tanto sin oración no puede haber salvación “.
  • San Bernardo: “La oración nunca es infructuosa “
  • San Isidoro de Sevilla “ En ningún momento anda el demonio tan solícito en distraernos con la memoria de las cosas temporales como cuando nos dedicamos a la oración “.
  • San Agustín“ Dios atiende siempre nuestra oraciones aunque no nos dé lo que le pedimos . El sabe lo que nos conviene . Como Padre amoroso que es , nunca dará a su hijo lo que pueda hacerle daño o no le convenga , aunque se lo pida llorando”.
  • San Justino“ La oración y la acción de gracias son lo que más agrada a Dios “ .
  • San Efrén“ Gran armadura es la oración, tesoro maravilloso, riqueza inagotable , puerto sereno, fundamento de tranquilidad , raiz, fuente y madre de innumerables bienes …Durante toda la vida del hombre , no hay tesoro comparable a la oración “.
  • La oración según san Juan Crisóstomo
  • «Nada hay mejor que la oración y coloquio con Dios ….Me refiero, claro está, a aquella oración que no se hace por rutina, sino de corazón, que no queda circunscrita a unos determinados momentos, sino que se prolonga sin cesar día y noche».
  • Homilía 6, sobre la oración
  • «La oración es luz del alma, verdadero conocimiento de Dios, mediadora entre Dios y los hombres. Por ella nuestro espíritu, elevado hasta el cielo, abraza a Dios con abrazos inefables; por ella nuestro espíritu espera el cumplimiento de sus propios anhelos y recibe unos bienes que superan todo lo natural y visible».
  • Homilía 6, sobre la oración
  • *  *  *
  • «La oración no es el efecto de una actitud exterior, sino que procede del corazón. No se reduce a unas horas o momentos determinados, sino que está en continua actividad, lo mismo de día que de noche. No hay que contentarse con orientar a Dios el pensamiento cuando se dedica exclusivamente a la oración; sino que, aun cuando se encuentre absorbida por otras preocupaciones (…) hay que sembrarlas del deseo y el recuerdo de Dios».
  • Homilía 6, sobre la oración   «La oración viene a ser una venerable mensajera nuestra ante Dios, alegra nuestro espíritu, aquieta nuestro ánimo».Homilía 6, sobre la oración *  *
  • «La oración es perfecta cuando reune la fe y la confesión; el leproso demostró su fe postrándose y confesó su necesidad con sus palabras».
  • Homilía sobre S. Mateo, 25
  • *  *  *
  • «La luz para nosotros es la inteligencia, que se muestra oscura o iluminada, según la cantidad de luz. Si se descuida la oración, que alimenta la luz, la inteligencia bien pronto se queda a oscuras».
  • Catena Aurea
  • *  *  *
  • «Cuando digo a alguno: Ruega a Dios, pídele, suplícale, me responde: ya pedí una vez, dos, tres, diez, veinte veces, y nada he recibido. No ceses, hermano, hasta que hayas recibido; la petición termina cuando se recibe lo pedido. Cesa cuando hayas alcanzado; mejor aún, tampoco entonces ceses. Persevera todavía. Mientras no recibas pide para conseguir, y cuando hayas conseguido da gracias».
  • Homilía, 10
  • *  *  *
  • «Quien te redimió y te creó no quiere que cesen tus oraciones, y desea que por la oración alcances lo que su bondad quiere concederte. Nunca niega sus beneficios a quien los pide, y anima a los que oran a que no se cansen de orar».
  • Catena Aurea
  • *  *  *
  • «La necesidad nos obliga a rogar por nosotros mismos, y la caridad fraterna a pedir por los demás. Es más aceptable a Dios la oración recomendada por la caridad que la que es impulsada por la necesidad».
  • Catena Aurea
  • *  *  *
  • «Habiendo Dios dotado a los demás animales de la velocidad en la carrera, o la rapidez en el vuelo, o de uñas, o de dientes, o de cuernos, sólo al hombre lo dispuso de tal forma que su fortaleza no podía ser otra que la del mismo Dios: y esto lo hizo para que, obligado por la necesidad de su flaqueza, pida siempre a Dios cuanto pueda necesitar».
  • Catena Aurea

 

Ver mas+
Close
Close