AUDIO

Sentir y gustar internamente

Taller de Oración

SENTIR Y GUSTAR INTERNAMENTE  «porque no el mucho saber harta y satisface a la persona, sino el sentir y gustar internamente» [EE nº 2]. 

Lo que más importa en los EE no es ilustrar nuestros conocimientos sobre la fe, «porque no el mucho saber harta y satisface a la persona, sino el sentir y gustar internamente» [EE nº 2]. Por eso los Ejercicios Espirituales son:

  • Un tiempo del corazón más que de racionalizaciones. Es una experiencia que nace no del esfuerzo sino de esa sensibilidad que habla de lo más íntimo de los que se encuentran en la oración, tal como lo señala el Coloquio de los Ejercicios Espirituales.
  • Un tiempo de generosidad y no de reservas.
  • Un tiempo de búsqueda más que del plan hecho. Aunque los ejercicios son un conjunto de prácticas, Dios no se deja atrapar en nada. Al contrario, los EE disponen para recrear los mismos EE.
  • Un tiempo de resistencia y no de rendición. Se viven momentos de gozo por la compañía del Señor, por su presencia cálida y amorosa. Pero también se viven momentos de oscuridad, turbación, inquietud, tentaciones, tristezas, desesperanzas.
  • Tiempo de María más que de Marta (Lc. 10, 38-42). No es un tiempo para la prisa, el trajín y la dispersión. Sino que es un tiempo de sentir y gustar internamente. Las cosas más sentidas profundamente son las que terminan guiando nuestra vida. Por eso la soledad en estos días es cuasi sacramental. Practicándola, se afirma la primacía de Dios en mi vida. Hay dos tipos de silencio. El interior, que permite hacerle sitio al Señor en el corazón; y el silencio externo, que es una excelente mediación que lleva al primero.
  • Un tiempo de gracia más que de conquista. Todo lo que conceda el Señor será don suyo; gracia y no conquista personal. No habría que decir: yo quiero, sino Señor haz que yo quiera.

Ver mas+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close