Habla Señor que tu siervo escucha!

Orando la semana 29 del tiempo ordinario ciclo B

Semana 29 Tiempo ordinario - ciclo B

ORANDO LA SEMANA 29 DEL TIEMPO ORDINARIO DEL CICLO «B»

Para que pueda ver algunas tomas de orientación respecto de este tema haga clic en esta línea

Para tu oración diaria te presentamos 8 momentos. Cada momento es un día. No olvides que cada momento tiene que terminar con el Coloquio y el Examen de la oración.

[Del domingo 21 al sábado 27 de octubre]

Nota: Agradecemos a P. Gustavo Albarrán SJ de la provincia de Venezuela por este envío del CEP que nos ayuda a evangelizar a nuestros hermanos y hermanas que buscan un momento para orar a través de esta página RemaMarAdentro –

remamaradentro.org

Estos materiales son enviados por el P. Gustavo Albarrán, SJ de la provincia de Venezuela y el equipo del CEP. A través del P. Gustavo SJ se agradece también la colaboración de los Padres Jesuitas ALEJANDRO GOÑI, LUIS GIMENEZ LOMBAR (España), LUIS MANUEL DE LA ENCINA (España) y varios colaboradores de la Compañía de Jesús de América Latina y España.

ORANDO LA SEMANA 29 DEL TIEMPO ORDINARIO DEL CICLO «B «

Lógica de un Poder que Se Convierte en Servicio

[Del domingo 21 al sábado 27 de octubre]

En la semana 29 del Tiempo Ordinario la Liturgia nos invita a transformar todo aquello que se traduce en mal uso del poder y convertirlo en capacidad y práctica del servicio.

La semana pasada El evangelista Marcos (10,17-30) nos invitó a vivir la lógica del amor sin barreras ni las fronteras que supera la atadura de las posesiones y la lanza a la solidaridad. Y esta semana (10,35-40) nos propone el poder de vivir y de ejerza como capacidad de servicio.

El relato evangélico comienza con la petición de los puestos de poder que hacen en privado los hijos de Zebedeo. Una solicitud que Jesús aprovecha para cambiar la concepción del poder que se basa en el dominio y el control de las personas. Porque para Jesús el poder será beneficioso si se basa en la lógica del servicio: «El que quiera ser grande que el servidor de mar» y «El que quiera ser el primero que sea el esclavo de todos» .

Jesús dirá: «los jefes de las naciones las gobiernan como si fueran sus dueños y los poderosos los oprimen» . Y es que tenemos que estar muy atentos a los dinamismos que se convierten en un tema al mismo tiempo, porque el poder, cualquier tipo de poder, corre el riesgo de apoderarse del gobierno y terminar por controlar y manipular a las personas.

La búsqueda del poder tiene el peligro de generar una dinámica perversa que se manifiesta en múltiples formas evidentes y sutiles de dominio, rivalidades, chantajes, fraudes, zancadillas, intrigas, adulación, traiciones y hasta el torcimiento de la verdad. Por esta razón, Jesús nos dirá sin rodeos: “que no sea así entre ustedes”.

Para que el poder se convierta en el servicio no se puede eliminar la posibilidad de instrumentalizar a las personas, evitar adueñarse o apoderarse de nada ni de nadie y tener como principal interés el bien de los demás. Así podrá ser un poder-servicio que transformar todo tipo de injusticia, miseria, mentira y maldad. Un poder-servicio que transmite y construye la vida.

Cuando Jesús plantea «no será así entre ustedes» , quiere decirnos: ser servidores y no los dueños ni los mandan, abandonar todo el ejercicio del poder que deshumanice, apague la vida, asfixie injertance and mate esperanzas. Hagan que el poder se convierta en fuente de vida y resolución de problemas.

Quien quiera ser el primero o tener un poder legítimo que construya relaciones de igual a todo nivel y en toda circunstancia, se atreva a sí mismo, de lo que es o de lo que tiene o puede, viva con la paz las diferencias, respete y valore a the you than the than tanble, trate con myericordia. Solo así se convertirá en un servidor auténtico.

Momento Preparatorio : Lectura del Evangelio (Ambientación)

EVANGELIO DE MARCOS (10, 35-45)

En ese momento, nos acercamos a Jesús, Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, y leímos: Maestro, queremos que nos conceda lo que vamos a pedirte. Él les dijo: ¿Qué es lo que desean? Ellos responden: Concede que nos has enviado uno a tu derecha y otro a tu izquierda, cuando estés en tu gloria. Jesús les replicó: No saben lo que piden. ¿Podrás pasar la prueba? ¿Qué voy a hacer? Le respondieron: Sí podemos. Jesús les dijo: Ciertamente pasarán la prueba que yo voy a pasar y recibiré el bautismo con el que yo seré bautizado; Pero eso no me gusta ni me toca a mí concederlo; Eso es para quienes están reservados. 

Cuando los otros diez años o más, esto se indignó contra Santiago y Juan. Entonces Jesús se reunió a los Doce y les dijo: ya saben que los jefes de las naciones las gobiernan como sus dueños y los poderosos los oprimen. Pero no hay que ser así entre ustedes. Al contrario: el que quiere ser grande entre ustedes, que el mar, el servidor, y el que el primero, el mar, el esclavo de todos, así como el Hijo del hombre, que no ha venido para que sirvan sino a servir ya Dar su vida por la redención de todos. Palabra del Señor.

1 er   Momento : A LO QUE VENGO 

Inicio mi encuentro con el Señor, escogiendo un sitio apropiado para mi oración.

Al llegar al sitio, en forma breve y sencilla, considero la calidad de la mirada de Dios Nuestro Señor sobre mí. 

Y me digo a mí mismo: 

¿A QUÉ VENGO? 

Vengo a que Jesús me ayude a vivir en la lógica del servicio.

[Al final, rezo el Padrenuestro, saboreando cada palabra] 

 

 

2 do   Momento : PACIFICACIÓN

  • Ya sea sentado, paseando, acostado o reposado, tanto en casa, como en el parque o la Iglesia, seré para que esta cita con Dios tenga lugar.

  • Me acomodo con una posición que me ayude a concentrarme-descentrarme-centrarme, implicando todo mi ser.

  • Al ritmo de la respiración, doy lugar al silencio.

[ Una y otra vez repito este ejercicio ]. 

3 er   Momento : PREPARATORIA DE ORACIÓN 

[NOTA: La oración preparatoria siguiente me ayuda a experimentar la libertad de los apegos. La repito tantas veces como quiera, dejando que resuene en mi mente y en mi corazón]

Señor, que todas mis intenciones, acciones y procesos interiores,

estén totalmente ordenados a cumplir tu voluntad.

4to  Momento: COMPOSICIÓN DEL LUGAR 

[ NOTA: Este paso es muy especial y merece realizarse con esmero. Le dedico unos 10 minutos]

1°) Centro mi pensamiento en el contenido de la Oración.

2°) Con la imaginación revivo lo que relata el pasaje bíblico, sin perder detalle.

3°) Me ubico en la escena como si presente me hallara.

4°) Dejo que la Palabra irradie su luz sobre mí. 

5to  Momento: PETICIÓN

En forma sencilla formulo mi petición. Dejo que mi petición salga de dentro. Que nazca de lo más hondo de mi vida. 

Señor, ayúdame a convertirme en servidor desinteresado.

(Si me ayuda, puedo decir varias veces la petición) 

6to  Momento: CONTENIDO o MATERIA DE LA ORACIÓN

6.1) Primero: Reflexiono la Dinámica Creada por el Mal Uso del Poder 

  • Jesús nos invita a estar muy atentos a los dinamismos que se generan en torno al poder, porque el poder, cualquier tipo de poder, corre el riesgo de apoderarse de lo gobernado y termina por controlar y manipular a las personas. Puede crear dinámicas perversas que se manifiestan en múltiples formas evidentes y sutiles de dominio, rivalidades, chantajes, fraudes, zancadillas, intrigas, adulancia, traiciones y hasta torcimiento de la verdad. Por esta razón, Jesús nos dirá sin rodeos “que no sea así entre ustedes”. 

6.2) Segundo: Reflexiono la Invitación a Transformar el Poder en Servicio

  • Para que el poder se convierta en servicio hará falta eliminar toda posibilidad de instrumentalizar a las personas y tener como principal interés el bien de los demás. Que entre nosotros haya buen uso del poder, quiere decir: sean servidores y no los dueños, abandonen todo ejercicio del poder que deshumanice, apague la vida, asfixie iniciativas o mate esperanzas y hagan que el poder se transformen en fuente de vida y resolución de pro­blemas.Así podrá ser un poder-servicio que transforma la injusticia, que transmite y construye la vida. 

6.3) Tercero: Reflexiono Mi Disposición a un Auténtico Servicio 

  • Quien quiera ser el primero o tener legítimo poder, que construya relaciones de iguales a todo nivel y en toda circunstancia, se atreva a dar de sí mismo, de lo que es, tiene o puede, viva con paz las diferencias, respete y valore a los que piensan distinto, trate con misericordia las dificultades que aparezcan en la convivencia o trabajo, se alegre con los éxitos ajenos, se solidarice con quien padece dificultades o dolencias y transforme el mal a fuerza de bien. Así se convertirá en un auténtico servidor

  • 7mo  Momento: COLOQUIO

NOTA: El coloquio es un diálogo que se hace hablando como un amigo habla a otro, ya sea para pedir alguna gracia, ya sea reconociendo la fragilidad o el pecado o para comunicar sus cosas y queriendo consejo en ellas.

(El texto sugerido puede ser útil para el COLOQUIO).

Cambiar Poder por Servicio

Cambiar poder por servicio es renunciar a quedarse todo para sí mismo. Provoca desprendimiento.

Cambiar poder por servicio hace captar los gozos y las penas de los demás. Habilita la escucha.

Cambiar poder por servicio coloca en un nivel inferior del que está el otro. Fortalece la humildad.

Cambiar poder por servicio permite hallar el modo de vivir a gusto. Consolida la alegría.

Cambiar poder por servicio permite estar atento a todos y en beneficio de todos. Libera el amor.

Cambiar poder por servicio logra evitar todo tipo de dominio. Construye fraternidad.

Cambiar poder por servicio es dialogar tú a tú, sin reservas, sin miedo. Crea confianza.

Cambiar poder por servicio engrandece al pequeño, fortalece al débil. Limpia el pasado y presente.

Cambiar poder por servicio elimina la obsesión de tener, de saber y poder. Transforma lo humano.

Cambiar poder por servicio da prioridad a la persona y no a la estructura. Hace cristianos.

Cambiar poder por servicio deja en la intemperie toda seguridad. Da libertad.

Cambiar poder por servicio engendra familia, hace comunidad, despliega misión. Provoca vida.  

Cambiar poder por servicio hace creíble nuestra vida y el reino que predicamos. Siembra Evangelio.

(Cf. GA) 

8vo  Momento: EXAMEN DE LA ORACIÓN

Nota: Las siguientes interrogantes ayudan a centrar la experiencia vivida en la Oración.

1º) ¿Qué pasó en mí durante este Ejercicio?

2º) ¿A través de cuáles señales me habló Dios?

3º) ¿Qué quiero cambiar en mi vida?

4º) ¿Qué me distrajo en la oración?

5º) ¿Qué me produjo desaliento o desconfianza durante la oración?

6º) ¿Qué se quedó grabado en mí? 

Termino la oración con el siguiente ofrenda

Toma, Señor, y recibe toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad;

Todo mi haber y mi propiedad. Tú me lo diste, a ti, Señor lo devuelvo.

Todo es tuyo. Dispón de mí según tu voluntad.

Dame tu amor y gracia me dijo que basta. Amén.

Ver mas+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close