Curso Taller de Acompañamiento en Ejercicios Espirituales

Fin de la cuarta semana de formación – Los Teques Venezuela

Fin de la cuarta semana: Discernimento - Psicología y Afectividad en el proceso de Ejercicios Espirituales

Hoy 21 de Julio en los Teques- Venezuela hemos terminado la cuarta semana de formación correspondiente al XV curso taller internacional de Acompañamiento en Ejercicios Espirituales. Hemos trabajado con el P. Gustavo Albarrán S.J. las reglas de discernimiento de primera y segunda semana. Luego el P. Carlos Domínguez SJ nos introdujo en la reflexión sobre la psicología  y ejercicios espirituales donde  hemos profundizado en la afectividad en el proceso de Ejercicios. También se integraron al curso los cinconovicios de la Provincia  de Venezuela así como un grupo de novicias.  

El P. Carlos Canillas SJ me envió este post que nos invita a orar y ha solidarizarnos por el pueblo de Nicaragua

A lo largo de la semana ha estado presente la crisis de Nicaragua. Pedimos por este país que ya tiene tres meses protestando,  Según la cadena Internacional ABC: «Cuando se cumplen tres meses del inicio de las protestas en Nicaragua, que, de momento ha dejado 350 muertos y más de 1.800 heridos, según Human Rights Watch, la OEA exige a Daniel Ortega el adelanto de elecciones a 2019.» 

En la BBC se informa que  esta crisis repercute en los países vecinos: «Un sismo político sacude Nicaragua y sus ondas de inestabilidad e incertidumbre también se han hecho sentir en el resto de Centroamérica. Casi tres meses después de su inicio, las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega comienzan a dejar un saldo regional que hay que sumar al elevado número de muertos, la inestabilidad y la crisis sin precedentes que han sacudido al mayor de los países centroamericanos.«Si el gobierno mata, la Panamericana se cierra» La «operación limpieza» que hizo que Nicaragua viviera el día más sangriento desde que iniciaron las protestas contra Daniel Ortega .  Durante ese período, los persistentes bloqueos de carreteras han convertido las rutas de comercio que cruzan Nicaragua de norte a sur en una brecha casi infranqueable para el resto de países de la región. El gobierno del matrimonio Ortega y Rosario Murillo (vicepresidenta), cuenta con el apoyo de las fuerzas policiales, las turbas paramilitares y las Juventudes Sandinistas, además de sus aliados socialistas: Cuba y Venezuela.  Pedimos al Señor que vuelvan la paz, y el sentido de vida en favor de la dignidad de las personas. Todas estas mociones aparecieron en las reflexiones que hemos tenido durante las Eucaristías.

Y así, el lunes 23 de Julio pasado  entramos a la última semana de curso y  vamos tomando consciencia que pronto volveremos a nuestros países. Creo que al terminar esta cuarta semana de seguimos con esa moción de estar haciendo los Ejercicios Espirituales. Y en esto tienen que ver los facilitadores, las lecturas personales, los trabajos en grupo y las diferentes actividades como la oración comunitaria de cada mañana así como las Eucaristías del día.

Realmente seguimos agradeciendo al Señor por la manera como nos van tratando los compañeros jesuitas con la coordinación del P. Gustavo, y lo mismo podemos decir del personal que labora en pleno dedicado a que no nos falte nada durante el curso. Como no ser agradecidos a este querido país de Venezuela que nos acoge en medio de una situación muy difícil. Nos están dando hasta de lo que no tienen y de esto doy fe y lo sabemos los que estamos participando del curso. Dios nos va cuidando y alimentando en todo sentido cada día.

En cada sobremesa vamos escuchando y dialogando con nuestros hermanos y hermanas venezolanos lo que viven. Nos comparten el día a día y es realmente impactante y realmente duro todo lo que se va viviendo .  

En cada palabra, en cada tono de voz se nos dibuja una situación que no sólo nos habla del daño antropológico que ya se comienza a sentir sino que está va acompañada de esa desolación ambiental que va desfigurando hasta la misma fragilidad de miles de personas. Sospechamos que este ambiente desolador sigue su curso y a su paso va generando dramas depresivos que merecen otra atención.  

En medio de esta realidad sabemos que no podemos perder la esperanza y el mismo hecho de participar en este curso ya se convierte en un intento de  respuesta que nuestros compañeros jesuitas y laicos venezolanos agradecen. Es bueno fortalecerse también desde la compañía y desde la comunión de ánimos que nos moviliza a mudarnos contra la propia desolación. Por eso este curso viene siendo muy esperanzador porque se abren ventanas para que entre la luz del Señor y así  nos animamos a pedirle que nos mantenga siempre bajo su bandera.

Al terminar la profundización de la segunda semana de Ejercicios con el P. Arturo Moscoso S.J.  entramos a estudiar y a reflexionar el tema de discernimiento con el P. Gustavo Albarrán S.J.

Al comenzar su ponencia sobre el tema nos recordó una frase del actual General de la Compañía de Jesús el P. Arturo Sosa S.J.  El siempre dice que “el  discernimiento es como el OLFATO FINO que permite distinguir lo que es conveniente cambiar de lo que es necesario mantener o profundizar. A ese olfato, o mejor dicho, a esta capacidad de conocer las sutilezas de los componentes de la vida, es a lo que Ignacio de Loyola llama Discernimiento Espiritual.”

El discernimiento ayuda a alcanzar la madurez humana y la madurez espiritual. La persona va creciendo y haciéndose cada vez más y mejor persona en la medida que entra en relación sana y madura consigo mismo, con las demás personas y con las cosas. Sobre la base de esta madurez es que podemos hablar de discernimiento.

Nos hemos detenido en este ejercicio espiritual profundizando en la percepción y análisis de las mociones con las cuales las personas o un determinado grupo puede llegar a conocer la voluntad de Dios y de esta manera pueda disponer su vida conforme a dicha voluntad.

La metodología usada nos ha llevado a resaltar aquellos conceptos que están implicados en todo proceso de discernimiento. Por otro lado se ha profundizado en el discernimiento como “ejercicio espiritual que va permitiendo todo un proceso dinámico de realización y desarrollo de la personalidad creyente.

En el discernimiento auténtico convergen Dios y el Hombre. Esta convergencia sucede en virtud del mismo Dios, que nos ha creado desde Él, como el resultado de su Palabra más acabada; y de la misma persona, que sólo encuentra en Dios la excelencia de su interlocución.

 

Finalmente, entre otras aproximaciones podemos decir que el discernimiento es el mecanismo con el que alcanza la mayor madurez y realización la interlocución entre Dios y la Persona, es decir, nos topamos con los signos y señales con los que empezamos a dar los pasos para la búsqueda y el encuentro. Claro que habrá que depurar para no caer en auto-engaño y tendremos que ir logrando pequeñas certezas, puesto que en las decisiones que tomemos nos jugamos la vida. Aún podríamos decir más, pero nos quedamos con la cantidad de material sugerido por el P. Gustavo SJ para seguir profundizando.

 

 

Finalmente,  hemos culminado la semana con la presencia del P. Carlos Domínguez S.J.  Sus ponencias y las lecturas sugeridas nos han llevado a reflexionar sobre las relaciones entre psicología y ejercicios espirituales y de qué manera entra en juego la afectividad en el proceso de ejercicios.

 

 

Las sugerencias del P. Domínguez SJ parten desde su experiencia y dedicación teórica práctica a la psicología dinámica. Nos hizo una aclaración muy importante: sus ponencias no pretenden nunca sustituir la experiencia siempre única, del que se somete al proceso de ejercicios, es más, no quieren presentarse como una orientación o ayuda complementaria a lo que las anotaciones de San Ignacio presentan.

Aparte del estudio compartimos la Mesa del Señor. Las eucaristías que vamos compartiendo cada tarde nos fortalecen desde los pequeños detalles por eso en  palabras de. P. Dominguez S.J. “Le pedimos al Señor que no enseñe ese modo suyo de proceder que no es desde la confrontación, que no es de la venganza,  sino que es desde el seguir trabajando dando vida desde la esperanza de que eso acabará dando sus frutos”.  Estas palabras nos han animado al terminar el curso cuando el P. Domínguez en su homilía nos compartía sobre la denuncia profética de Miqueas y el modo de proceder de Jesús tan diferente.

Nos decía que “la denuncia profética de Miqueas se da en situaciones como la que viven muchos colectivos humanos donde hay personas que piensan la injusticia. Traman el mal por la noche, codician los campos y los roban;  codician las casas y las usurpan. Hay situaciones donde se van violando los derechos que terminan arruinando, sobre todo, a los más pobres, los despojan de su herencia.  Sin embargo, frente a esta situación insostenible está también la luz de la vida que se nos presenta de un modo claro,  sin que pueda ser de otra manera en la figura de Jesús.  Jesús es víctima de la confabulación de los fariseos que ya han pensado darle muerte.  Jesús ante eso se fue de allí.  Jesús en la vida no quería morir. Cuando llega el momento en que tenga que enfrentar la muerte la va ha enfrentar con toda su angustia y con toda su dignidad, pero Jesús no entra en el cuerpo a cuerpo con los fariseos, tampoco se enreda, como muchas veces nos puede ocurrir en el Iglesia o en el campo de lo político.  Tampoco se enreda en una lucha contra esas autoridades, contra esos fariseos que están confabulando contra él. No! 

Jesús se quita de en medio para seguir desarrollando su misión de proclamar el reino con ese signo que es ir dando vida. Muchos lo siguieron y él curó a todos los enfermos. Y además la vida, y esto tiene que ser para nosotros un motivo de esperanza, la vida la va dando desde abajo. Parece que la muerte actuara desde arriba, desde los poderosos, mientras la vida parece que funciona cuando nos abajamos, cuando lo hacemos de eso modo sencillo, humilde callado.

Jesús  les mandó enérgicamente que no lo publicaran. Es decir, se trata de  ir dando vida calladamente como de hecho ocurre en el mundo y en nuestra propia Iglesia. Son tantas personas que calladamente sin ir a las plazas, sin apagar la mecha que humea están dando vida. Y la vida está circulando. Recordemos la parábola de la Mostaza, de la semilla de la levadura que calladamente va generando vida. Esa es nuestra esperanza.

Una esperanza que nos viene por ese modo de actuar de Jesús que nos está manifestando a un Dios muy diferente del que se pone de manifiesto en A. T. Muchas veces el AT nos sirve para contrastar que las cosas van a ser de otra manera con Jesús En el texto de Miqueas aparece Dios planeando calamidades contra aquellos que planean el mal. Sin embargo, ese  no es el modo de actuar del Dios de Jesús….  Lo que hace Jesús en la misma confrontación es dar vida.

Dar vida calladamente, cada uno en su lugar,  porque esa es nuestra esperanza de que la semilla acabará dando fruto, de que el grano acabará fermentando y que la justicia se impondrá sobre la tierra y en Él pondrán las naciones su esperanza.

Jesús es la esperanza de las naciones y así calladamente y a través de los hombres y las mujeres que han entendido su mensaje, de ese modo es como irá alumbrando poquito a poco esa luz que dará esperanza a todas las naciones. Vamos a pedirle al Señor que no enseñe ese modo suyo de proceder que no es desde la confrontación, que no es de la venganza, sino que es desde el seguir trabajando dando vida desde la esperanza de que eso acabará dando sus frutos.”

Habría mucho más que decir, pero así, llenos de esperanza hemos acabado esta cuarta semana de estudio y reflexión.  Ahora nos disponemos a un pequeño descanso para entrar en la última semana que comenzamos este lunes 23 de Julio.

P. Quique Castro SJ

Ver mas+
Close
Close