De Aniversario!

Aniversario en Ilo del Centro Pastoral Cristo Rey de Tacna

La casita de la amistad

Este 15 de Septiembre hemos celebrado en Ilo los 32 años de labor del Centro Cristo Rey de Tacna. Obra de la Compañía de Jesús.  Esta celebración tiene su sentido porque el Centro tiene una extensión en la provincia de Ilo, en el  Algarrobal, comunidad de Santa Rosa. Y allí estuvimos compartiendo y celebrando este aniversario.

Centro Cristo Rey adopta el programa de niños y adolescentes en situación de riesgo de la provincia en el año 2013.  Este programa pertenecía al Centro Loyola de Ilo.

 

Santa Rosa es una comunidad bastante joven en la provincia de Ilo.  Los padres de familia tienen una mayor conciencia de que sus niños bien acompañados y con sanos referentes pueden salir adelante. Por este motivo desde  el 2013 se viene apostando por esta  población infantil y juvenil.  Gracias a Dios la población ha puesto toda su confianza en el programa que desde el Centro Cristo Rey de Tacna viene operando presencialmente en Ilo dando un servicio de acompañamiento y educativo a los niños y a la población juvenil de esta zona.

 

Todos hemos quedado agradecidos por esta labor liderada por la Profesora Gloria Malpartida cuya presencia y dinamismo humano y profesional hace posible lo que para otros es imposible: estar desde el Evangelio y su Buena noticia allí donde nadie quiere estar.

Entre otras cosas este programa ha logrado que los padres de familia de esta zona tomen conciencia que la presencia de sus hijos en la «Casita de la Amistad» es una experiencia motivadora por el tiempo que los voluntarios dedican a sus hijos ayudándoles a crear conciencia que en la vida hay responsabilidades que hay que asumir. Desde pequeños van siendo acompañados en la preparación de sus clases en el colegio y en el desarrollo de sus tareas.

Los niños asisten a las actividades programadas por el Centro Cristo Rey con sede en Ilo  porque saben que tienen un espacio para jugar, para hacer las tareas y pasarla bien haciendo actividades que les permiten formarse mejor como ciudadanos.   «Los educadores han sentido que ya no son ellas lo importante sino que para los niños importa el espacio que han encontrado en vez de irse a una cabina de internet donde muchos niños se pierde haciendo un mal uso de los mismos.»

El programa en este barrio trabaja tres veces a la semana:, martes, miércoles y jueves. Se reúnen en lo que han denominado «La casita de la amistad».  En este lugar, se acompaña a los niños en lo que es el apoyo escolar.  Gloria Malpartida nos decía:  «queremos que los niños sean autónomos en sus tareas, entendiendo que tienen una responsabilidad que tienen que cumplir.

Tienen momentos de recreación. A través del juego los niños aprenden a convivir de manera sana. El programa tiene una serie de actividades donde van asumiendo normas de convivencia sana que les motiva  a desarrollar valores con talleres de habilidades sociales.  De esta manera  los  niños y los jóvenes tienen herramientas para poder desarrollarse mejor en la sociedad.

Según la coordinadora  se han inscrito 60 niños  pero asisten unos 45 .  Son acompañados por dos profesoras además de dos voluntarios:  Azucena Galindo  y Luis Elías. Está también la profesora Brescia Galindo que vive en la comunidad.

Son dos jóvenes  que participan en el programa. Luis participa desde que era niño, se ha hecho al calor de lo que le ha brindado el programa. Tiene buenos dotes de voluntario, y ahora se está planteando la moción de ser sacerdote.  Por eso mismo le invitamos a seguir remando mar adentro  y así se deje lleva por el Señor que lo llevará a buen puerto.

Así como a Luis hay  otros jóvenes que les ha tocado esa «chispita» en el corazón para dar del tiempo que no les sobra para ser solidarios con los suyos. No cabe duda que son jóvenes que van aprendiendo a ser mejores personas desde el servicio con sus propios hermanos del barrio Fue interesante con motivo de estos 32 años conversar con la Coordinadora del programa aquí en Ilo, entre otras cosas nos decía que « esta misión le permite ser más humana, más persona. La comunidad, los niños le han enseñado muchas cosas y sabe que hay aún mucho por descubrir.»  Se siente fortalecida y ha ido aprendiendo a crecer en la fe de que todo se puede, «con ayuda o sin ayuda igual todo se puede porque cuando uno le pone corazón y amor las cosas solitas se van dando.»   Gloria viene trabajando 17 años en esta misión.  Nos dice además que los niños y los jóvenes nos muestran la presencia del Señor. De ahí la fortaleza que la alimenta para seguir en esta misión: «me importa una sonrisa, un buen gesto unas gracias o me siento contento el día».

A grandes rasgos una pincelada de este acontecimiento. Participamos y celebramos juntos con los trabajadores del CEOP ILO. Asistieron también la directora Julia Fernández y varios docentes de Fe y Alegría de Ilo.  Junto al Centro Cristo Rey sede en Ilo le dimos gracias a Dios por tanto bien recibido a lo largo de estos 32 años llevando y construyendo la buena noticia del Señor Jesús en la Provincia de Ilo, A Mayor Gloria de Dios.

Ver mas+
Close
Close